¿A qué edad empezó usted a aprender?
– A los cinco años. Me llevaron a un concierto de David Oistrakh y
supe que quería hacer eso mismo.
Me transformó.
Veía que la música nos enriquecía,
nos abría una ventana en otro universo.
 Podías mirar a través de ella y luego volver mucho mejor,
con una fuerza mágica para afrontar la vida.
Anne Sophie Mutter. Violinista

 

En estos momentos difíciles para todos, en los que cuesta mantener la energía y a veces encontrar sentido a nuestro trabajo, me gustaría compartir en este artículo algunas propuestas para incentivar la motivación en el estudio. 

El feedback telemático que mantengo con mis alumnos del CSMA me ha ayudado a perfilar y seleccionar algunas de estas propuestas. Aquí las tienes:

Planificación razonable

  • Decide el tiempo (cantidad) que vas a destinar a estudiar diariamente.
  • Asigna franjas horarias concretas para estudiar.
    • Es importante para crear un hábito diario. Una vez creado el hábito todo es mucho más sencillo.
    • También te liberará para hacer otras cosas y cambiar de aires.
  • Haz un listado con los asuntos que consideras importante trabajar cada día.
    • Pregúntate qué es importante trabajar o mejorar en cada asunto.
    • Si dejas a la improvisación del momento pensar qué estudiar, es probable que no te funcione muy bien. El pensamiento está “contaminado” emocionalmente por aspectos como el tedio, saturación, preocupación, sensación de rutina …
    • Una vez hecho el listado es más fácil seguir activado avanzando uno a uno por los diferentes asuntos/objetivos.

Ten presente cómo funciona tu mente

Te resultará más factible encontrarte motivado en tu estudio:

 

  • Si consideras que tus capacidades son expandibles.
  • Comprendiendo el  porqué de lo que pretendes mejorar.
  • Fijándote metas atractivas.
  • Observando modelos interesantes (YouTube, Spotify …).
  • Creando buenos hábitos de trabajo.
  • Corrigiendo tus creencias negativas.

Plantea desafíos

A nuestra mente le gustan los retos. Una mentalidad activa y menos rutinaria, genera expectativas y nos mantiene despiertos en el proceso.

  • Permanecer atento a tus necesidades, establecer objetivos estimulantes, buscar la manera de alcanzarlos y comprobar continuamente cuánto te estás acercando a la meta, supone una magnífica forma de despertar emociones positivas y motivación.
  • De esta forma estimularás procesos psicológicos decisivos del  aprendizaje eficaz: atención, percepción, memoria, pensamiento, emoción.

Objetivos de ejecución

Conectar con tu faceta interpretativa es muy importante en esta situación. Sentir que a través de la música y de tus interpretaciones puedes transmitir, aportar y llegar a los demás, te llenará de energía.

  • Planifica un breve concierto familiar.
    • Con una única persona ya puedes experimentar el privilegio de contarle a alguien «historias musicales».
  • Una grabación de vídeo de calidad.
    • Puedes compartirla con familiares y amigos (mediante canal de YouTube …).
    • Cuida la edición y considéralo un regalo que ofreces a personas que quieras o aprecies.
  • Una grabación de vídeo didáctico/creativa
    • Además de tu ejecución, en el vídeo puedes incluir tus comentarios sobre diversos aspectos: tu experiencia al prepararla, las emociones que sientes al tocarla, explicaciones previas breves para facilitar la escucha de la obra que interpretas (puedes mostrar ejemplos de motivos musicales interesantes o clarificadores) … 

Ingredientes dinamizadores

Los días son muy iguales y es fácil caer en la monotonía.

  • Concédete un rato al día para probar/trabajar obras que te gusten mucho, pero que no hayas tenido ocasión de estudiar todavía. Simplemente por disfrute.
  • Cuando tengas confeccionado el listado con tareas u objetivos para cada día, no sigas necesariamente siempre el mismo orden. Cuando hayas acabado con una tarea, echa un vistazo al listado y pregúntate cuál te apetece más trabajar entonces.
  • Mantén charlas por videollamada con amigos o compañeros sobre cuestiones relacionadas con el estudio: inquietudes, dificultades, propuestas, dudas… Compartir experiencias te ayudará a ver las cosas de otra manera.

Esta infografía resume las propuestas que hemos visto:

En este vídeo puedes disfrutar de una genial aportación del Trío Vibrart interpretando la «Romanza», Op. 6, Nº 6 de P. I. Tchaikovsky. Miguel Colom (violín), Juan Pérez Floristán (piano) y Fernando Arias (cello).

Tchaikovsky Romance Op.6 No.6

Aquí la aportación de nuestro Trío VibrArt a los vídeos del confinamiento. Esperamos volver a hacer música juntos y en directo pronto. ¡Ánimo!Tchaikovsky Romance Op.6 No 6 (Arr. William M. Felton)

Publicada por Miguel Colom en Sábado, 9 de mayo de 2020